“Nicolás es un asesino, mató a nuestro padre”: el duro testimonio del hermano menor de Pachelo

El pasado 17 agosto, en la jornada número quince del juicio por el crimen de María Marta García Belsunse, John Hurtig aseguró ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro que uno de los hermanos de Nicolás Pachelo —Francisco— le había confesado que el imputado fue quien asesinó de seis disparos a la socióloga aquella tarde del 27 de octubre de 2002.

Cinco días después, en la 17º audiencia, otro testigo declaró en el mismo sentido: “Francisco Pachelo me dijo: ‘Para mí, la mató Nicolás. Si lo conocieran sabrían que fue él’”, afirmó Michael Taylor, el hijo de Nora “Pichi” Taylor, la amiga de María Marta.

Luego de estos dos testimonios la fiscalía convocó a Francisco Pachelo y, este viernes, el medio hermano del ex vecino del country Carmel se presentó a declarar en calidad de testigo. Llegó a los tribunales unos minutos antes de las 13 y, sin cruzar miradas con el acusado, arremetió contra él: “Es un asesino, un enfermo mental, un psicópata total”.

Al comenzar a responder preguntas, Francisco involucró a su familiar en el crimen de María Marta a partir de una conversación que, aseguró, tuvo con un empleado de tosquera de la familia Pachelo.

“Después de la muerte de María Marta, un día llegué a la cantera y Mario (Rivero), que era el casero, me comentó: ¿'Viste la vieja que mataron en Carmel? La mató Nicolás’. Le pregunté cómo sabía eso y me dijo que Nicolás había ido una semana antes del crimen y le había pedido que lo acompañara a comprar balas a Del Viso, municiones que eran para un revólver calibre .32 (el mismo tipo de arma utilizada en el homicidio de García Belsunce). Entonces me puse a pensar en el tema... ¿Y si también la mató”, recordó.

En ese contexto, elucubró su teoría: “No creo que haya ido a matarla, sino que se la cruzó cuando fue a robarle, porque él robaba”.

No obstante, el testigo no pudo asegurar que el imputado haya tenido en su poder, en algún momento, un arma de fuego.

Lo cierto, de acuerdo a su relato, es que después de esa charla con Rivero se comunicó con su abogado. “Le dije ‘me acaba de decir Mario que Nicolás mató a esta persona, me parece que corresponde informarlo’”. En los días siguientes sucedió la reunión con Hurtig que el hermanastro de García Belsunce había revelado hace unas semanas.

Posteriormente, Francisco habló de la relación que mantenía con Nicolás y dijo que nunca fue cordial: “No viví con él todos los días, sí fines de semana. El vínculo era malo, muy malo, porque es un enfermo en todos los aspectos”.

En esa línea, rememoró un episodio durante su infancia: “Cuando tenía tres o cuatro años, él prendió fuego un colchón donde yo dormía”. Y agregó: “Este hombre siempre generó el mal. Desgraciadamente tenemos que convivir con el apellido: a dónde vaya uno tiene que explicar que no tiene nada que ver con Nicolás”.

Luego, Francisco culpó a Nicolás por la muerte del padre de ambos, Roberto Pachelo, ocurrida en enero de 1996. “Nicolás es un asesino, no me cabe ninguna duda de que mató a mi padre. ¿Por qué lo mató? Por plata, por resentimiento, porque es un enfermo”, dijo convencido.

La causa por la muerte de Roberto se cerró en 1998 y quedó caratulada como suicidio. Hoy, en el epílogo de la audiencia, la fiscalía adelantó que el lunes se presentará ante el juez Diego Martínez, titular del Juzgado de Garantías Nº 5 de Tigre, para solicitar la reapertura del expediente y que se investigue a Nicolás Pachelo por el delito de homicidio agravado por el vínculo, que prevé una pena de prisión perpetua.

Los fiscales Patricio Ferrari, Andrés Quintana y Federico González aseguran que cuentan con una importante cantidad de prueba recolectada durante este juicio en relación a la muerte de Pachelo padre y que eso podría cambiar el destino de ese expediente. Por eso hicieron el pedido, que ahora deberá llegar al juez que le corresponde a aquel expediente.

Si bien podría pensarse que la causa está prescripta, fuentes de la justicia aseguraron a Infobae que eso podría no ser así. Es que Nicolás Pachelo tiene en su haber condenas por otras causas. “Si una persona es condenada por un hecho posterior, eso interrumpe la prescripción. Por eso puede investigarse nuevamente la muerte de Roberto Pachelo”, explicaron.

El segundo testigo de la jornada

A su turno, prestó testimonio Dionisio Alcides Simón (77), amigo y socio de Roberto Pachelo. En su caso, aseguró que el imputado le hizo una pregunta “rara” dos o tres días después del crimen de María Marta, cuando se creía que la muerte de la socióloga había sido producto de un accidente. “Me preguntó en la oficina de la tosquera: ‘¿Qué pensás vos de esta mina que mataron, si no aparece el arma?’. Yo le dije que si no aparece el arma, no hay pruebas. ‘Ah, el arma debe estar en La Pampa’, me respondió Nicolás”, relató el testigo, que desconoció relación alguna del acusado o su familia con esa provincia.

Además, dijo que alguna vez vio a Pachelo con “un perro negro, bastante grandecito y que estaba bien cuidado”, que sería Tom, el labrador de María Marta que desapareció y nunca fue encontrado. Simón recordó que el acusado le dijo que “lo encontró” y que se lo vendió a un hombre al que identificó como “El Mago”, que era un vecino de la zona de Pilar.

Por otra parte, manifestó que Pachelo padre “era incapaz de quitarse la vida”. “Roberto decía que era lindo vivir. Yo nunca creí que se había matado, sino que lo había matado una sola persona: Nicolás”, finalizó.

Infobae

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...