La línea cordillerana, clave para la Puna

En marzo último, tras adquirir el proyecto Rincón, la minera angloaustraliana Río Tinto se dispuso a poner en producción el segundo depósito de litio más importante del país con aprovechamiento del potencial solar en esa zona de la Puna salteña.

En diciembre de 2021, cerca del Salar del Rincón, se habilitó el parque fotovoltaico Altiplano 200 que, con 554.580 paneles solares instalados en una planicie de 350 hectáreas, puede generar hasta 207 megavatios (MW) de energía limpia.

Río Tinto vio en esa capacidad de potencia instalada la oportunidad de sostener con energía renovable los procesos de producción en los que utilizará tecnología de extracción directa. La segunda minera más grande del mundo, viendo que en el demandante mercado de la electromovilidad prevalecerán quienes garanticen un carbonato de litio de calidad para baterías producido con una baja huella de carbono, exploró con Neoen, la operadora de Altiplano 200, las posibilidades de sostener los procesos de Rincón con energía fotovoltaica.

En 2021, cerca del Salar del Rincón, se habilitó el parque fotovoltaico Altiplano 200 que, con 554.580 paneles solares instalados en 350 hectáreas.

 

El parque de Olacapato, resultado de la fusión de los proyectos Puna (107 MW) y Altiplano (101 MW), seleccionados en las rondas 1 y 2 del Programa Nacional de Energías Renovables (RenovAr), fue viabilizado por la línea de extra alta tensión InterAndes. El tendido cordillerano de 500 kilovoltios (KV) se construyó a mediados de la década de los noventa para llevar energía generada en la central térmica TermoAndes (Salta) hasta la estación transformadora de Atacama, en la región de Antofagasta, para cubrir las demandas del Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) chileno.

La línea InterAndes comenzó a operar en diciembre de 1997 desde Cobos hacia Atacama a media capacidad, y nunca llegó a la plenitud de su capacidad de transporte eléctrico. Apenas después de habilitada cayó en restricciones técnicas y años después quedó inactiva, cuando el gobierno nacional habilitó a TermoAndes a generar para el sistema interconectado argentino en medio de la crisis energética.

En años más recientes sirvió paradójicamente para ampliar la oferta deficitaria del país con energía fotovoltaica del norte chileno y ahora, 25 años después, aparece con un papel clave para proyectos de litio como el del Salar del Rincón.

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...