“Ojalá que no aprendamos muy tarde a cuidar el ambiente” 

¿Por qué se eligió Tartagal para la realización de estas jornadas?

En realidad la elección fue del Colegio de Magistrados que tiene su sede también en Tartagal, porque acá hay un distrito judicial importante y fueron ellos los que me convocaron para que me sumara a armar estas jornadas sobre derecho y ambiente, y como vengo trabajando hace tantos años en esta temática me comprometí y convoqué a amigos que se animaron a venir a Tartagal como el Dr. Dino Bellorio, o quien representa a Naciones Unidas. 

A partir de su extensa trayectoria y trabajo relacionado con el derecho ambiental, ¿qué importancia cree que tiene el respeto, la preservación del cuidado del ambiente?

 Yo creo que es cada vez mayor, especialmente en los niños. A nivel mundial, pero también en toda Salta son los niños y los adolescentes los que cada vez expresan su mayor compromiso con el ambiente. La huerta familiar, el tema del reciclaje, el manejo de los residuos. Cuando desde la universidad invitamos a las jornadas de limpieza los que más llegan son los niños. Yo decía en mi ponencia que a los mayores nos cuesta más tener esta conciencia ambiental. Pensábamos que los bosques no se iban a acabar nunca, que el río estaría siempre igual. Pero hoy nos encontramos con contaminaciones de los ríos como el que viene desde Bolivia a consecuencia de la explotación minera; los árboles se están acabando, el río se contaminó y el mar se llenó de basura.

 ¿A nivel de instituciones, de entidades, de gobiernos, falta conciencia ambiental?

Creo que faltan presupuestos y muchas ganas de hacer un control efectivo. La obligación es del Estado, pero también de cada uno. La separación de los residuos, la fabricación del compost, el manejo adecuado de los residuos que nosotros mismos generamos es responsabilidad de todos y lo que realmente espero es que la enseñanza no llegue tarde y que tomemos medidas o acciones cuando ya todo sea irrecuperable.

Salta tiene como antecedente el caso Ruiz que usted mencionó en su ponencia (un originario detenido por embarazar a una niña, hecho interpretado por muchos catedráticos como parte de la cultura wichi) y donde por primera vez un juez desde Tartagal sentó una posición firme...

 Lo mencioné al caso Ruiz en la apertura porque es emblemático y en ese momento nos hicimos fuertes con el Dr. (Ricardo Hugo) Martoccia (exjuez de instrucción y actual vocal de cámara); seguimos avanzando y la Corte Suprema de Justicia nos dio la razón. Ese fallo es estudiado en las universidades europeas y en la Universidad Católica de Salta voy todos los años para explicarles a los alumnos cómo fue, de qué se trató este caso. En ese momento muchos antropólogos sentaban su posición y nosotros pretendíamos que se tuvieran en cuenta los derechos humanos, el derecho de los niños. 
(Corresponsalía de Tartagal)

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...