Calor sin calorías: Cómo hacer para no subir de peso en el invierno

Para combatir el frío no sólo es importante abrigarse bien , además es decisivo que nuestra alimentación se adapte a las circunstancias. 
El cuerpo nos pide alimentos calientes y calóricos, lo que puede tener una peligrosa contrapartida si no estamos lo suficientemente atentos: podemos engordar notablemente. 
Por suerte, no todos los alimentos indicados para combatir el frío, y los catarros, tienen que ser especialmente calóricos si se toman las precauciones necesarias. 
Estos son los mejores consejos alimenticios para pasar un invierno sin sobresaltos. A continuación señalamos los mejores alimentos para entrar en calor, además de otros ingredientes que nos ayudarán a obtener la energía necesaria para ayudar a nuestro cuerpo a afrontar la ola de frío. 

 

Infusiones 
Son bebidas asociadas a los meses de invierno, aunque debido a sus múltiples beneficios cada vez es más común tomarlas durante todo el año. Estas ayudan al cuerpo a recuperar su temperatura habitual. Hay infinidad de infusiones en el mercado que podemos utilizar, pero quizás aquellas que tengan un toque picante sean las más indicadas para entrar en calor. 
Las mezclas con jengibre, canela, pimienta, que producen múltiples beneficios como ser antioxidantes, acelerar el metabolismo entre otras. Además, las infusiones y tés nos servirán para estar bien hidratados, algo también muy importante para garantizar un correcto funcionamiento del organismo. 


Café
Igualmente, el café nos ayudará a entrar en calor. El estímulo de la cafeína eleva la temperatura. Pero si vamos a beberlo por la tarde, quizás lo mejor sea optar por la versión descafeinada. Los expertos insisten en que dormir adecuadamente es fundamental para gozar de un sistema inmunológico fuerte, y muy beneficioso para la salud en general.


Legumbres
Son alimentos energizantes muy recomendables para combatir el frío, son ricas en fibras que produciendo saciedad y de bajo nivel glucémico super recomendables para quienes son diabéticos o que presentan insulino resistencia , sobrepeso u obesidad. Además son clave en una alimentación saludable pudiéndolas incorporar en la alimentación diaria como guisos, hamburguesas, sopas, entre otros.


Jengibre
El jengibre también puede ayudarnos a subir la temperatura corporal. Además, al igual que la cebolla y el ajo, es ideal para reforzar nuestras defensas. Son alimentos ricos en antioxidantes y antiinflamatorios, muy recomendables para prevenir resfriados. Podemos añadir jengibre a nuestras infusiones o introducirlo en sopas y cremas. 

 


 

Caldos y consomés 
En este grupo entrarían también cremas y purés. Estos nos ayudarán a mantener la temperatura corporal y si elegimos bien los ingredientes de la receta, también pueden ofrecernos numerosos beneficios. 
Podemos preparar purés a base de distintas verduras (espinacas, acelgas y coles están de temporada, así que se encuentran en su mejor momento) o apostar por caldos con un alto contenido en proteína. Las especias, tales como el comino, el tomillo y la pimienta, se consideran productos antigripales. Así que no es mala idea añadirlas a nuestros caldos.


Frutos secos
Tomar un puñado de frutos secos al día (con 30 gramos es suficiente) nos ayudará a incrementar el aporte calórico de nuestra dieta, también a combatir el frío. Además son ricos en ácidos omega 3, vitaminas y minerales, pero conviene no abusar de aquellos que cuentan con más calorías, como los anacardos y los pistachos. 


Añade una sopa a todas tus comidas 
Se trata del alimento por excelencia del invierno. Los caldos ayudan al organismo a mantener la temperatura corporal adecuada y además nos hidratan.
 

 

Gentileza:

Romina Sosa, lic. en Nutrición. 

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Vida y tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...