La niña Zaira está por volver a la Misión Chaqueña, pero su casita sigue casi igual que antes

El caso de Zaira conmovió no solo a la provincia, sino también al país. Se trata de la niña de 12 años que padece una enfermedad degenerativa y progresiva y que debió ser hospitalizada en el Materno Infantil con un grave cuadro de desnutrición el mes pasado.

La menor, que no tiene madre y está bajo la tutela de su abuelo, vivía en condiciones de vulnerabilidad, estaba postrada en una cama bajo una extrema pobreza.

Luego de que trascendiera su caso y fuera trasladada por el Ministerio de Salud hasta la capital salteña para mejorar su atención, la Municipalidad de Embarcación se había comprometido a mejorar la casita de Zaira, de precaria construcción. 

Un mes después, y con Zaira apunto de volver a su hogar, Diana Ferreyra, la persona que más ayudó a la niña y sus familiares, denunció que los arreglos no son suficientes. 

“Zaira ya está ingiriendo yoghurt y otros alimentos blandos como así también recupera el peso y continua con los trabajos en fisioterapia en las piernas y brazos, estarían por darle el alta pero los que tenían que arreglar o hacer una habitación, solo hicieron esto...”, posteó Diana en sus redes sociales y fue replicado por algunos portales del norte provincial.

En las imágenes publicadas se observan que las chapas del techo fueron atadas a la paredes de madera con alambres y que colocaron una ventana con un vidrio roto, entre otras desprolijidades.

“Esto es lo que hizo la municipalidad de Embarcación, en la casita de Zaira, las chapas viejas, agujereadas y abolladas siguen siendo las mismas, lo único que hicieron fue ponerle parches por doquier. Las ventanas pusieron de machimbre y con los vidrios rotos. Cuando yo les dije que tenemos dos ventanas hermosas que fueron donadas por una señorita de Embarcación. El techo sigue lleno de aberturas. La pared de machimbre, ya sabremos cuando tengamos la primera lluvia, cuánto durará. Una vez más la municipalidad de Embarcación haciendo DESASTRE!”, dijo Ferreyra indignada.

Cabe recordar que esta mujer fue amenazada por funcionarios y allegados de la Municipalidad de Embarcación, por haber dado a conocer el caso de Zaira. 

“Ya está por volver y lamentablemente no tenemos todavía un lugar en condiciones para recibirla, como lo deseábamos. Con tanto dinero recaudado, es una burla lo que le hicieron. Exigimos hechos y no tanto circo!!!”, escribió Diana. 

Cabe recordar que mucha gente se solidarizó con el caso de Zaira y colaboró con distintas donaciones. Además, se logró recaudar un millón de pesos por medio de la fundación “Un tatuaje por una sonrisa”. 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...