VIDEO. Una compañía que ve una oportunidad en trabajar con empresas locales para generar un vínculo con la comunidad

En los últimos años, Salta se convirtió en un líder regional en el desarrollo de las energías renovables. El parque solar fotovoltaico Altiplano 200 es la segunda planta solar más grande de Argentina. Su puesta en marcha y entrada en operación, junto a la Planta Fotovoltaica de Cafayate y a la generación de energía hidráulica, permitirá alcanzar una generación de energía eléctrica, con fuentes renovables, equivalente al 40% de la demanda de energía de la provincia. 

Esto se logró gracias al compromiso demostrado por Neoen, firma de capitales franceses productora de electricidad especializada en energías renovables, y el Programa RenovAR del Gobierno nacional. Con una capacidad de 208 MWp, Altiplano 200 es el resultado de la fusión de los proyectos La Puna (107 MWp) y Altiplano (101 MWp) en las licitaciones RenovAr 1 y RenovAr 2. Ambos proyectos tienen un contrato a largo plazo con CAMMESA y venderán electricidad verde a un precio muy competitivo, ya que es el precio de electricidad solar más bajo en Argentina.

Nicolás Echesortu, ingeniero de proyecto en Neoen, participó del panel “La transición energética en Salta: el camino hacia un futuro limpio” y fue el encargado de cerrar la charla. 

Mano de obra local

En su exposición, el especialista expresó que es “sumamente importante” que tomar mano de obra local o trabajar con empresas locales como una “obligación” sino como una “oportunidad” para ganar ese vínculo con la comunidad que nos rodea. 

Para dar algunos datos concretos del Parque Solar Altiplano 200, podemos contar que tiene una potencia total de 200 MW y abarca una superficie de 350 hectáreas. Está integrada por un total de 554.580 paneles solares.

Con una inversión estimada en U$S 313 millones aproximadamente, su construcción generó 462 puestos de trabajos, y la etapa de operación 15 empleos permanentes.

“Somos una empresa que nos dedicamos a desarrollar, construir y operar centrales en todo el mundo y entramos a Argentina en 2017. Ganamos dos proyectos de la ronda RenovAr. Empezó la construcción en 2019 y con los problemas de la pandemia la pudimos terminar y empezar la operación a finales de 2021”, comentó Nicolás Echesortu.

Gran desafío

Los dos proyectos representan una sola planta solar de 208 MWp “Altiplano 200” y es la segunda planta solar más grande de Argentina. Está ubicada en San Antonio de los Cobres, a 4000 metros de altitud.

“Lo que hicimos en la Puna fue un gran desafío porque todo nos jugó en contra en algún momento y no se pudo hacer sin el trabajo de todas las personas de Salta que nos pudieron ayudar. Para mostrar estadísticas breves, nosotros tenemos una obligación del 30 por ciento de contenido argentino, generamos 450 puestos de trabajo durante la construcción y 15 puestos durante la fase de operación y mantenimiento. El proyecto está estimado en 313 millones de dólares de inversión”, remarcó el ingeniero.

Nicolás Echesortu contó que el compromiso de trabajar con empresas locales no es una obligación sino que durante este proceso se dieron cuenta que trabajar con la comunidad y armar un vínculo con las empresas locales los ayudó muchísimo en todo sentido.

Compromiso

“Los compromisos que más nos gustaron son los vinculados con la parte educativa, con la parte de becas y en la interacción de la comunidad. No es llegar sobre lo que uno quiere hacer sino interactuar con la comunidad para ver que es lo que ellos necesitan. Creo que hay grandes oportunidades con nuevos proyectos para seguir con esas líneas de trabajo”, destacó.

Dentro de los compromisos sociales que tuvo la empresas para la comunidad podemos destacar: la construcción de un playón deportivo, la construcción de dos baños para en centro vecinal de Salar de Pocitos, la refuncionalización del pozo de agua de la escuela de Olacapato y las siete becas para estudiantes terciarios y universitarios.

“Los proyectos tienen contratos separados con CAMMESA sin embargo para optimizar los costos se construyeron de forma unificada”, expresó el ingeniero. Aclaró que la empresa trabaja con contratistas principales con los cuales pudieron generar un vínculo durante la construcción, operación y mantenimiento de la planta para llegar a sus compromisos y objetivos. 

“Con la tecnología tenemos, captamos la energía solar con los paneles, se genera corriente directa, con lo cual se transforma a través de inversores a corriente alterna que llegan a transformadores de media tensión para poder transportarlas a largas distancias en líneas de alta tensión. Tenemos la construcción de dos líneas de alta tensión que fue un desafío y un costo que asumimos para conectar el parque a la línea de alta tensión existente y es uno de los puntos que más hay que tratar entre el Estado y las empresas para conectar a las nuevas minas que están intentando cerrar sus proyectos y el gran desafío que tienen es como abastecerse de energía”, finalizó Nicolás Echesortu.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...