El Inti Raymi se vivió en Salta

Durante la época de los Incas, el Wawa Inti Raymi fue instituido por el inca Pachacútec en la década de 1430, como parte de su reorganización político-administrativa. El raymi del solsticio de invierno austral del 21 de junio era uno de los dos mayores festivales celebrados en honor al sol en el Cusco, Perú . 

El otro festival era el Capaq Inti Raymi, (fiesta del gran sol) celebrado por los Incas en el solsticio de verano austral, el 21 de diciembre. Según relata el peruano Inca Garcilaso de la Vega (1539-1616), el Wawa Inti Raymi significaba que el dios Sol renacía para dar inicio a un nuevo ciclo anual, el "tiempo circular inca", debido a que no concebían el tiempo como lineal sino como un círculo cronológico) así como el origen mítico del Inca, quien fue enviado por el Sol (como dios ordenador de las acciones de las poblaciones del antiguo mundo. Su celebración duraba 15 días, en los cuales había danzas, ceremonias y sacrificios. El último Wawa Inti Raymi con la presencia del Inca fue realizado a partir del 21 de junio de 1535.

En 1572 el virrey Francisco Álvarez de Toledo (1515-1584) prohibió esta fiesta (junto con las demás celebraciones) por considerarla una ceremonia pagana y contraria a la fe católica. Se siguió realizando de manera clandestina, como protesta a la "extirpación de idolatrías".


En el Cusco de hoy, la antigua capital del Tahuantinsuyo y ciudad internacional, el Inti Raymi, como no podía ser de otro modo, tiene un carácter ceremonial y también una motivación costumbrista, un espectáculo dirigido tanto a los turistas como a los propios cusqueños, para quienes es un punto de referencia entre el pasado glorioso, un progresista presente y un futuro auspicioso. Por esto último concita tanto entusiasmo y participación masiva. La representación, en la que intervienen miles de personas, empieza frente al Coricancha, donde un Inca ficticio realiza una invocación al Sol. Los espectadores, entre tanto, esperan en la explanada de Sacsayhuamán, hacia la que el cortejo se desplaza de inmediato. Este ingresa al escenario llevando al inca en su litera por grupos que representan a los pobladores de los cuatro suyos. 

 

 

Este lunes, Salta fue el escenario para realizar esta ceremonia, que contó con la participación de un grupo de amigos que junto a Mercedes García de Suttis Huasi -Casa Conciencia, realizaron una renovación de energías en este nuevo inicio de un ciclo. 

"La naturaleza, la tierra tienen una lógica de evolución y su comprensión permite determinar el comienzo y el cierre de cada etapa. Es una comprensión cíclica del tiempo. El Sol vuelve a renacer en invierno y el Inti Raymi se celebra del 21 al 24 de junio", expresó Mercedes.

Como instructora de esta ceremonia, Mercedes agregó que la intención debe estar enfocada da la dirección para la acción correcta y lograr el crecimiento. “El diálogo con el mundo invisible mediante los rituales nos conecta con el mundo sutil. Inti Raymi, solsticio de invierno es tiempo de reflexión, transición, celebración. Es un nuevo ciclo. Pasamos la noche más larga y con menos luz. A partir de ese día, ganamos un minuto de luz del sol por día. El Tata Inti nos lleva de la oscuridad a la luz. Tu estado de conciencia es el portal para atravesar el umbral e iluminar todo tu ser, tu preciosa vida humana”, reflexionó.
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Vida y tendencia

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...