El ministro Esteban levantó el corte de los indígenas en la ruta 53

Las comunidades indígenas Misión Carboncito, Padre Lozano, Misión Salim, La Esperanza y Misión Chaqueña que se agrupan en torno de la ruta provincial 52 recibieron la visita del ministro de Salud, Juan José Esteban, el jueves último.
El titular de la cartera sanitaria llegó antes del mediodía al corte de ruta, en la jurisdicción de Embarcación del departamento San Martín, que se mantuvo por casi dos semanas en reclamo por mejoras sanitarias. 
El pedido concreto de las comunidades es la instalación de un hospital de base en la zona. Esteban les dijo que eso es casi imposible en lo inmediato porque no está en el presupuesto de su ministerio. Sin embargo se comprometió a mejorar los centros sanitarios de la zona para “internación abreviada” y prometió más médicos. Además, pondrá a disposición un ambulancia (con chofer) y una enfermera ambos de la comunidad.


El ministro recorrió la zona y aseguró que hará refacciones necesarias en el centro de salud de Misión Chaqueña y de Misión Carboncito. Esta última está casi abandonada. Además dijo que construirá un centro de salud en La Esperanza y otro para La Emboscada”, dijo Rosa Rodríguez, referente wichi.
Este último paraje se sumó en el reclamo del bloqueo y se trata de un lugar distante a más de 25 kilómetros de la ruta, ya casi contra el río Bermejo. Está muy olvidado y no tiene servicio sanitario alguno.

Por la visita del ministro, el recorrido y los compromisos asumidos, los indígenas levantaron el corte de ruta.
“El ministro (Esteban) nos dijo que ya habló con Camacho (Infraestructura) para reparar los centros de Misión Chaqueña y Carboncito, además de construir salitas para La Esperanza y La Emboscada. También nos dijo que pondrá a trabajar a una enfermera en Padre Lozano, que nosotros pedimos que sea María Elena Rodríguez, que es de la comunidad y además una ambulancia con un chofer que también será indígena. Nosotros no le pusimos tiempo ni plazos, confiamos en Esteban y esperamos que sus compromisos se cumplan”, dijo Rosa.
El grave problema que tienen es la distancia y olvido histórico que tienen. Para una consulta médica tiene que viajar al hospital de Embarcación. En el caso de una persona con alguna enfermedad o control de Misión Carboncito tiene que pagar 500 pesos el pasaje ida y vuelta a Embarcación. Estamos hablando de poblaciones con más del 90 por ciento de indígenas. Luego esperar hasta un día la atención. Los gastos son imposibles para las familias.

 


“Si vamos, no tenemos para comer. Entonces preferimos padecer en nuestros lugares. Lo que nos prometió Esteban es que van a mandar médicos a la zona. Necesitamos mucho los pedíatras y los ginecólgos. Tenemos graves problemas con los niños por la desnutrición, con el agua. Entendemos que no nos haga en inmediato un hospital, pero nosotros le planteamos con muy buenos fundamentos la necesidad de un mejor acceso a la salud. Es por eso que esperamos que cumpla con lo que prometió porque así vamos mejorando algo de todo lo mal que estamos”, concluyó Rodríguez.


Para tener una idea de la situación, hay un médico y una enfermera para más de 10 mil personas. A las enfermedades como COVID-19, el dengue, Zika y Chikungunya se le suma la desnutrición, la pobreza estructural, la falta de trabajo genuino, de alimento por la falta de dinero y de los desmontes, se le suma las consecuencias del narcotráfico.
 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...