Vuelven la luz y la calefacción a Kiev tras los ataques rusos

El suministro eléctrico y la calefacción quedaron restablecidas en la mayor parte de Kiev luego de una reciente ola de ataques rusos a la infraestructura energética de Ucrania, informaron ayer las autoridades de la capital ucraniana, en un día de gélidas temperaturas.

"En la capital, la electricidad, el agua, la calefacción y las comunicaciones han sido restablecidas casi por completo", informó la administración militar de Kiev en su cuenta de Telegram.

La mayor parte de los residentes de Kiev, una ciudad donde se vivía con comodidad y que llegó a tener 3 millones de habitantes antes de la invasión rusa iniciada en febrero de este año, "no solo tienen electricidad sino que no sufren cortes temporales de suministro", agregó la autoridad militar.

"Todo funciona con normalidad. Solo son posibles situaciones de emergencia localizadas", y las labores de reparación de la red están en su "fase final", dijo la administración militar.

La noticia llega en una jornada en la que se esperan nevadas en Kiev y en la que según los pronósticos las temperaturas caerán a -2 grados centígrados durante el día y a -5 durante la noche.

La oleada de ataques rusos contra la infraestructura energética ucraniana el pasado 23 de noviembre causó apagones generalizados por todo el país, ya que la red eléctrica sufrió grandes daños (que algunos cifran en el 50%) y la mayor parte de las centrales eléctricas tuvieron que ser desconectadas.

El suministro fue restablecido de forma progresiva en los últimos días, pero el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, reiteró su llamado a los ciudadanos para que ahorren energía.

En 14 provincias del país todavía hay restricciones que afectan a por lo menos 100.000 consumidores en cada una de ellas, dijo Zelensky, y advirtió de que si se incrementa el consumo podría aumentar el número de apagones.

El suministro ha sido restablecido también en la ciudad de Jersón, en la sureña provincia del mismo nombre, que quedó sin servicios básicos tras la retirada rusa el pasado 9 de noviembre.

El jefe de la administración militar regional, Yaroslav Yanushevich, anunció ayer que la principal planta de aguas residuales y otras instalaciones ya disponen de corriente.

"A continuación se proporcionará electricidad gradualmente a las zonas residenciales de la ciudad. Esto ocurrirá en los próximos días", señaló.

Desaceleración

En las últimas semanas Rusia ha multiplicado sus bombardeos aéreos en distintas regiones de Ucrania, luego de que el ritmo de las operaciones terrestres, concentradas en el sur y el este ucranianos, se desaceleraran por el empeoramiento de las condiciones climáticas.

Es probable que ese ritmo se recupere en las próximas semanas, a medida que las temperaturas bajen y el suelo, ahora una mezcla de barro y nieve, se congele, dijo ayer el Instituto Estadounidense para el Estudio de la Guerra (ISW) sobre Ucrania.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...