Boca, un líder plagado de rarezas que puede festejar tres títulos en un mes

Otra vez sin alcanzar altas cumbres de juego, superado en muchos tramos y con su arquero Agustín Rossi en clave de figura providencial, un Boca al que ahora le sale bien todo lo que toca, aún hasta los aciertos de sus apuestas juveniles, tras ganarle a Vélez se quedó por primera vez en 22 fechas con la punta de la Liga Profesional de Fútbol en soledad, rompiendo con muchos "libretos" del fútbol que indican que en un equipo con perfil de campeón, indefectiblemente, tiene que haberse visto una armonía integral en todo su recorrido.

Armonía que contrasta notablemente con un equipo que, en medio del proceso, sufrió la abrupta salida de un DT (Sebastián Battaglia) y las críticas por las formas en que fue echado (en una estación de servicio); cuyo sucesor (Hugo Ibarra) fue duramente cuestionado, al igual que su equipo por sus aptitudes, y que en el medio también hubo una escandalosa pelea a golpes de puño en el túnel de la cancha de Racing en el entretiempo de un clásico, como fue la que protagonizaron Carlos Zambrano y Darío Benedetto. Sin contar el previo enfrentamiento entre futbolistas, referentes y dirigentes por los premios, horas antes de la revancha con Corinthians en la Bombonera por los octavos de final de la Copa Libertadores, que desencadenó en la "limpieza" del grupo y posterior salida del club de su capitán, Carlos Izquierdoz.

Es por ello que la campaña del flamante Boca puntero está poblada de rarezas, y entre ellas está que puede consagrarse campeón de un torneo en el que ya perdió seis partidos (tres más que Atlético, dos más que Racing y San Lorenzo, uno más que Gimnasia de La Plata), y que su arco no está siquiera entre los diez menos batidos. ¿Rarezas a favor? Sobrellevó la lesión de quien hasta entonces era su jugador más destacado (Sebastián Villa); se quedó con el superclásico; es el equipo que más triunfos acumula –un total de 13- y varios de los goles del notable sprint de estos días los han hecho los dos mejores delanteros de la reserva: Luca Langoni y Gonzalo Morales.

Ahora, lo cierto es que Boca inició hoy la cuenta regresiva de un ciclo de 35 días que pueden hacerle sumar al escudo xeneize tres estrellas: la Liga Profesional, la Copa Argentina y la Copa de los Campeones. En ese lapso, antes del Mundial, le quedan por jugar 5 encuentros por la LPF, dos por la Copa federal y la final entre los dos campeones de la temporada 2022.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...