El precio de la papa está por las nubes a causa de la escasez

Tras la llegada de la primavera los salteños empiezan a buscar verduras y frutas frescas para ensaladas y otros platos. La papa es una de las verduras más requeridas en todas estaciones del año pero su precio ahora está por las nubes. Cuesta unos 200 pesos el kilo desde el lunes pasado. Semanas atrás su valor rondaba entre los 100 y 120 pesos.

El Tribuno realizó un relevamiento en el mercado Cofruthos y se detectó que además de la papa, hay otras verduras y frutas que también registran subas como la cebolla, la palta, la manzana roja y la frutilla.

Carolina, puestera del lugar explicó que compra la bolsa de 18 kilos de papa a 2300 o 2400 pesos para vender el kilo a uno 180 pesos. "Subió bastante. Hay escasez. Lo que pasa es que en Mar del Plata, de donde se la trae, ya se terminó la temporada hace dos meses, en Córdoba también, hace unas semanas y ahora estaba empezando la tucumana pero llovió entonces hay faltante", precisó la mujer.

Añadió que algunos clientes igual la compran a ese precio pero otros preguntan y deciden no comprar.

"En general está todo caro, la cebolla, las frutas sobre todo", sostuvo.

La palta, fruta estrella que se puso de moda y que se desarrolla en Salta, Jujuy y Tucumán tiene un valor que ronda entre los 800 y 1300 pesos.

Pablo, otro de los puesteros, refirió que al haberse terminado la temporada en dos lugares de producción y al abrirse el mercado de Tucumán pero con complicaciones por el clima, el precio de la papa se mantendría elevado por varios días ya que hay poca. "Al no haber mucha producción sube el precio, como pasa con todas las verduras. Tiene que ver con la oferta y demanda. Cuando algo se produce mucho, el precio baja pero si hay escasez, aumenta", manifestó.

Blanca, dueña de otro puesto desde hace dos décadas, comentó que la poca papa que llega al mercado, no es de buena calidad y eso motiva los reclamos de los clientes. "La vendo a 150 pesos el kilo pero están quienes la venden a 180 o 200 pesos porque ya la pagaron más cara y tienen que recuperar", aseguró.

En el caso de la cebolla, su precio también ronda los 200 pesos el kilo. "Incluso estuvo mucho más cara porque no había tanta plantación. Va rotando la zona de producción. Ahora viene de la localidad de Saravia", precisó.

Y añadió: "Esto no es como el precio de la mercadería: el azúcar, el arroz que sube y no baja más, sino que cuando sale la producción de golpe, los precios de las frutas y verduras bajan".

Otra verdura que escasea es el perejil. "Hay poco. Se floreció esta temporada entonces hay que traer de otro lado. Está entre 200 y 300 pesos el paquete".

En tanto, hay verduras que resultan menos accesibles como el pimiento que cuesta entre 400 y 450 pesos el rojo, por kilo y 350 pesos el verde. La chaucha sale entre 380 y 400 pesos el kilo. La arveja está a unos 350 pesos el kilo y la docena de choclos tiene un valor de 850 pesos.

Entre las opciones más económicas están la espinaca, el tomate y el pepino a 100 pesos el kilo, la lechuga: a 50 pesos cada una, el zapallito verde, la zanahoria y la batata a 150 pesos el kilo y el zapallo amarillo a 250 pesos el kilo.

Frutas

Tomas y Felipa tienen su puesto de frutas hace 19 años en el mercado Cofruthos. Contaron que casi todo está caro por la inflación y la crisis económica. "La papa, la cebolla y el zapallo son las verduras más buscadas históricamente por los clientes del mercado", dijeron.

Un kilo de manzana roja, la fruta más buscada por la gente, cuesta entre 300 y 400 pesos, la docena de bananas está entre 200 y 300 pesos. El precio puede variar según la marca y la calidad.

"La manzana siempre está carita. Es por la variedad y la marca. Hay algunas más ricas y jugosas que otras", explicaron.

La frutilla, cuyo consumo se concentra en esta época ronda entre 300 y 400 pesos el kilo según la variedad y el tamaño. El kilo de mangos cuesta 600 pesos, el de pera entre 200 y 250, el de kiwi entre 650 y 700 pesos según el tamaño, el de manzana verde 250 pesos, el de quinotos 200 pesos y el de melones entre 200 y 300 pesos según el tamaño.

En la mayoría de los puestos la docena de naranja o tanjarina cuesta entre 150 y 200 pesos.

Todos los puesteros consultados expresaron que las ventas están muy tranquilas a causa de la época. "Todos los fines de mes son así", finalizaron.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...