No es mucho lo que María Ruiz, la mamá de Nico, pide para su hijo de 22 años, un chico de la localidad de Embarcación cuyo nombre es Jonathan y padece una discapacidad profunda que le impide desplazarse por sus propios medios.

Pero descalzo, en su casita de piso de tierra, se mueve como puede, con mucho esfuerzo y la mayor parte del día la pasa sentado en una sillita o en el suelo.

Es conmovedor verlo como, siempre con una sonrisa que en forma permanente se dibuja en su rostro inocente, intenta desplazarse como el resto de los integrantes de la familia.

"Necesita un andador, una sillita de ruedas, porque la que tenía se le rompió. Y si alguien tiene un equipito chiquito de música o un televisor, porque a él le encanta escuchar música y ver tele, pero nosotros no tenemos", explicó la mamá a El Tribuno.

Este chico nació con hemiplegía dijeron los doctores y tiene un derrame que le afectó la mitad de su cuerpo. "Lo llevé muchas veces a Salta cuando era chiquitito, pero ya nos dijeron que esa enfermedad le afecta los tendones del cuerpo y eso no se opera ni se puede mejorar con nada", relató con angustia la madre.

"También tiene discapacidad en su cabecita, y por más que fue mucho tiempo a la escuela especial no sabe leer ni escribir", describió la humilde mujer entre lágrimas.

Varios hermanos

Jonathan tiene otros hermanos de diferentes edades y convive de la forma más humilde con su mamá y los hermanos más chicos; todos llevan el apellido de su madre.

"Él tiene una silla de ruedas, pero de tanto usarla ya se le gastó donde va sentado y está en muy mal estado. Hace algunos años cuando vino un tornado fuerte a Embarcación vinieron de algunos medios de la ciudad de Salta y nos dijeron que iban a hacer una campaña para ayudarlo, pero a nosotros nunca nos llegó nada", recordó la madre norteña son desazón.

"Él tiene su camita, con un colchón, pero le gusta mirar la televisión y escuchar música; quizás si alguien pudiera donarle eso sería muy lindo porque se va a poner muy contento", expresó su madre.

Por otra parte, la mujer dijo sentirse enferma "desde hace muchos días, me duele mucho el estómago, pero ya me estoy poniendo mejor", expresa esperanzada.

Toda la familia vive de la forma más precaria en un asentamiento conocido como El Bordo, en la localidad de Embarcación, y si bien le adjudicaron una casilla "no podemos irnos a vivir ahí porque no tenemos cocina; nosotros cocinamos haciendo fuego y en esas casas no se puede, es peligroso. Para irse a las casillas hay que tener más cosas, algunos muebles y nosotros no tenemos", explicó la humilde mujer.

Con quién contactarse

Quienes puedan colaborar con Jonathan Ruiz pueden contactarse con el periodista Ariel Costilla, quien hizo visible en los medios locales y en las redes sociales la situación de Nico, que puede mejorar en gran medida su diario vivir con una mínima colaboración de quienes puedan brindarla. Un ventilador para hacer un poco más llevadero sus días también le vendría bien a este chico, que como tantos otros necesitan de los medios de comunicación para que su realidad se visibilice y lleguen manos solidarias.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...