YPF aumentó un 4% el precio de las naftas y el gasoil

A partir de hoy, el precio de las naftas, el gasoil y otros combustibles de la petrolera YPF subieron un 4% en todo el país.


El ajuste se sitúa en el extremo superior del acuerdo negociado por Economía para que los combustibles aumenten no más de 4% mensual hasta marzo de 2023 y, como es habitual, será seguido por el resto de las petroleras del país. En rigor, ya el jueves 1 de diciembre estaciones de servicio de Shell y Axion habían realizado los aumentos negociados con Economía, que al momento del anuncio de YPF todavía no había implementado Puma.

El acuerdo con Economía es tres subas mensuales (diciembre, enero y febrero) del 4% y otra de, como máximo, 3,8% en marzo de 2023, como adhesión al programa “Precios Justos” con el que el ministro Sergio Massa busca quebrar la inercia inflacionaria superior al 6% mensual y llevarla, hacia marzo próximo, por debajo del 4 por ciento. A cambio, el Gobierno difirió los impuestos sobre las naftas y limitó los aumentos que pueden aplicar los productores de biocombustibles, que tuvieron aumentos importantes en los últimos meses.

“YPF continuará realizando sus mayores esfuerzos productivos y logísticos para sostener el abastecimiento del mercado nacional en un contexto de sostenidos récords históricos de demanda estacional”, dijo la empresa en un comunicado.

A partir de los precios vigentes de referencia en las estaciones YPF de la Ciudad de Buenos Aires la nafta súper cotiza un valor de 150,90 pesos, la premium 185,70 pesos, el diesel 162,10 pesos y el diesel premium a 222 pesos.

Fuentes de la petrolera justificaron el aumento señalando que desde el último aumento de combustibles, hace exactamente un mes, el 3 de noviembre pasado, el valor del dólar oficial aumentó un 6%, superando en 2 puntos porcentuales el aumento de los precios de los combustibles que regirá desde esta medianoche.

Además, señalaron que desde la misma fecha el precio del biodiésel, que se usa en el corte de naftas, subió 14,4 por ciento.

Otro de los señalamientos es que en los últimos 12 meses el ajuste de precio acumulado de las naftas ha sido de aproximadamente 58% y el del gasoil del 80%, y del 71% en promedio, mientras otras variables de la economía argentina tuvieron un aumento mucho más marcado.

Por caso, en el mismo período el aumento del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec, que mide la inflación minorista, fue de 83,4% y el del biodiésel 97,6 por ciento. El bioetanol de caña y el de maíz aumentaron aun más, 99,6%, con lo que este insumo de la producción de naftas superó entre 26,1 y 28,1 puntos porcentuales el de los combustibles de la petrolera estatal.

Las diferencias son aún más marcadas respecto de artículos de consumo masivo, como el pollo entero, que en los últimos 12 meses aumentó el 213,3%, esto es más de 141 puntos por sobre lo que lo hicieron las naftas. Otros ejemplos notorios de aumentos mucho mayores al de la nafta, marcaron desde YPF; fueron el del precio del asado, la carne picada común, el queso cremoso y los medicamentos.

A la vez que una justificación, estos señalamientos son también un recordatorio del fracaso de la política macroeconómica del gobierno en materia del combate a la inflación.

Además, en el sector petrolero destacan que sigue habiendo una muy importante diferencia de precios de combustibles con los países limítrofes, que promueve la salida del combustible hacia esos países y tracciona el consumo por parte de los vehículos de patente extranjera, generando un significativo incremento de la demanda de naftas y gasoil, que en las provincias de Misiones y Formosa superan en más de 24% las cifras de 2019.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...