Vetas y aluviones auríferos en la provincia de Jujuy

La explotación de oro en la Puna jujeña comenzó en la época prehispánica, se intensificaron los trabajos durante la conquista y colonización, continuando hasta la actualidad.

En Jujuy el oro se presenta en vetas y aluviones, pero no se encuentra en cualquier región de la provincia.

Hasta el día de hoy, el oro se localiza en el sector occidental de los departamentos de Santa Catalina y Rinconada, siendo estas áreas las de mayor explotación, también existe oro en los departamentos de Susques y Cochinoca, pero con volúmenes reducidos. En cercanías del Angosto de Yacoraite (Quebrada de Humahuaca) existen aluviones removidos y según lugareños corresponde a antiguos trabajos de explotación de oro, sin embargo no existe documentación o información fidedigna.

El oro primario es el que se encuentra en las vetas de cuarzo (mineral de sílice) aurífero, también en rocas denominadas lutitas y en minerales de antimonio (antimonita) y de hierro (pirita). De todos estos, son las vetas de cuarzo aurífero las explotables. En las lutitas y los otros minerales el oro se encuentra en cantidades muy pequeñas que no justifican la explotación.

Con el paso del tiempo y las condiciones climáticas, las rocas y minerales que contiene oro se alteran o destruyen liberando el oro que luego es transportado por el agua y debido a su elevado peso, se concentra naturalmente en los aluviones y dentro de estos, en los tamaños más finos.

En el pasado, trabajaron en las vetas de cuarzo aurífero, pero no fueron muy intensos, porque era un problema el tratamiento para obtener el oro, el cuarzo tiene gran dureza y era necesario moler con elementos rudimentarios disponibles, hasta lograr el tamaño de arena para luego lavar y obtener el metal, sin embargo, algunas alcanzaron notoriedad, tales como las de Santo Domingo, Veta Blanca, San José de la Rinconada, El Cóndor, Timón Cruz, Fraile Renegado, La Justicia, San Francisco, Palca Ingenio, Mina Azules y Olaroz Chico. Socavones por debajo del pueblo de Rinconada presentan una situación interesante.

En la actualidad, no se trabajan en minas de cuarzo aurífero.

Los aluviones auríferos fueron intensamente trabajados tanto en las épocas: prehispánica, colonización y republicana.

En la primera época, los incas trabajaron lavando los aluviones, posteriormente los colonizadores intensificaron los trabajos porque disponían de mano de obra gratis o barata y continuaron explotando con técnicas primitivas y en la tercera época comenzaron a utilizar tecnología con pocos resultados por falta de conocimientos técnicos y de infraestructura.

Los más importantes por su extensión, es el correspondiente al río Orosmayo - San Juan de Oro. En el flanco oriental de la Sierra Rinconada se presentan aluviones en las quebradas de Santo Domingo, Fundición, Rinconada y El Cóndor. En la cuenca del río Santa Catalina los aluviones se concentran en el río Santa Catalina, Quebrada Oratorio; las quebradas de Timón Cruz, San Francisco, Palca Ingenio y El Torno.

Los aluviones auríferos no siempre se encuentran en el lecho de un río actual, pueden estar como terrazas o en los faldeos de las serranías, es decir que pueden presentarse en diferentes alturas. Esto ocurre porque en el tiempo geológico, existen grandes movimientos terrestres que pusieron a los aluviones en diferentes niveles. Los términos aluvión aurífero, oro aluvional o placer aurífero tienen igual significado.

En la actualidad, muy pocas personas de la región, trabajan lavando oro aluvional, según manifiestan, no es rentable y para trabajar con mayor interés requieren apoyo técnico y tecnológico del Estado. Existen dos empresas trabajando en la cuenca del río Orosmayo.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...