El Tantanakuy infantil y juvenil celebró sus cuarenta años

El pasado jueves se desarrolló en Humahuaca, la 40° Edición del Tantanakuy infanto juvenil, evento creado por el charanguista tucumano, afincado en Jujuy, Jaime Torres y hoy sostenido por su descendencia. Desde primeras horas de la mañana, delegaciones de diferentes puntos de la provincia fueron llegando a la Casa del Tantanakuy, en el barrio Santa Bárbara de la histórica ciudad. La magia del lugar se percibe desde antes del ingreso. Serán los sonidos de Jaime Torres, que quedaron entre las piedras, o las risas de los niños que con su asombro innato, iban descubriendo las actividades propuestas.

El Tribuno de Jujuy estuvo en el encuentro, para percibir esa mística de la que hablan quienes pudieron compartir en algún momento el Tantanakuy. Al ingresar al predio, se encuentran las habitaciones que funcionan como hostal y el bar, que en la jornada albergó el taller de charango, dictado por Claudio Emanuel Rojas y luego fue epicentro del almuerzo de las delegaciones.

Hubo un espacio destinado a las tareas de prensa, a la salida del bar y antes de bajar al anfiteatro. Al lado de éste, bajando unas cuantas escaleras está el cine, donde Aldana Loiseu, compañera de vida de Juan Cruz Torres, realizó proyecciones de documentales, en la sala de cine “Jorge Preloran”, videoteca “Caloi en su tinta”, inauguradas el 18 de octubre de 2002. Del lado inverso, el salón de usos múltiples “Mario Medjeral” albergó el taller de muñecas quitapenas, dictado por Melina Richarte. Afuera de este, Jimena Paz dio el taller de piedras pintadas. Y dentro se ese marco, Pablo Sonsini acompañó el encuentro con el taller de dibujo y pintura. Una propuesta cuanto menos innovadora, fue la presentada por Julieta Petriella y Mariano Loubet, con el taller de ajedrez gigante, desafiando al público a pensar y jugar. En el corazón del anfiteatro y siguiendo la impronta de su padre, Claudia Torres, dictó el taller de carnavalito, haciendo participar a todos, sumando al público de forma espontánea.

LA ESENCIA DEL ENCUENTRO EN UNA FOTO.

Un espacio telúrico y que conecta con la historia es la biblioteca “Jorge Calvetti”. Un living con sillones y almohadones hechos con materiales de la zona, tintas de todos los tiempos y letras con mucha raíz, hacen de este un lugar esencial. Aquí, la bonaerense Karina Matalone dictó el taller de teatro para niños. Frente a este, Leocadio Toconás cumplía con el mandato implícito del canto quebradeño de transmitir, enseñar, contar el canto ancestral, a través de su taller de coplas. Una vez cumplido este circuito, de aprender charango, coplas, dibujo, pintura, expresión teatral, las delegaciones que lo deseaban podían dejar registro sonoro, grabado, en el estudio de grabación de la Casa del Tantanakuy, el cual es apadrinado por Gustavo Santaolalla.

Mientras las delegaciones almorzaban, se ultimaban detalles para el acto de apertura y el posterior desfile de “artistas”. Luego del saludo inicial, hicieron su entrada la Bandera Nacional de ceremonia y la Bandera Nacional de la Libertad Civil, portadas y escoltadas por alumnas de la Escuela N° 77 “Bernardino Rivadavia” de Huamahuaca. Para su ingreso, los maimareños Hermanos Quiquiza interpretaron la marcha a la bandera. Si las estrofas de nuestra canción patria emocionan siempre, en Humahuaca, con el Monumento a la Independencia de fondo, el Himno Nacional resaltó el azul del cielo, con la interpretación de Los Hermanos Quiquiza y Daniel Quiroga, entonado por “Tukuta” Gordillo y coreado por las cientos de almas presentes. Seguidamente se invitó a quienes estuvieron desde el principio del encuentro, es así que el periodista Ricardo Aceval, la maestra cantora Beatriz “Negrita” Cabana, “Tukuta” Gordillo y el maestro Fortunato Ramos, se acercaron a brindar unas palabras.

Ricardo Luis Acebal, documentalista, amigo de la familia Torres, fue breve y conciso, celebró la vigencia de este encuentro, que sostiene la identidad cultural de la región. A su turno, Fortunato Ramos, al hacer uso de la palabra se mostró emocionado al recordar que fueron sus alumnos y colegas de la escuela 77 de Humahuaca los primeros que se acercaron al Tantanakuy. Para finalizar, agradeció a niños y jóvenes que mantienen viva la llama de este encuentro con su participación y así conservar la esencia del canto y la música quebradeña.

En tanto, el tilcareño “Tukuta” Gordillo rememoró que esto nace de las giras mundiales que hicieron con Jaime Torres, donde vieron que en otros países la música era tan importante como las materias de la educación básica, por eso el encuentro apunta a la participación de niños y jóvenes. Destacó además, que quienes son parte del Tantanakuy se convierten en los auténticos representantes del pueblo, porque transmiten un mensaje puro y genuino. Pidió aplausos para los participantes e instó a quienes llevan las riendas políticas, a comprometerse con este tipo de eventos. “Algún día, como soñaba Jaime (Torres), en las escuelas tendrán la misma importancia la letra a, el número uno y la nota do”, puntualizó. Por su parte, la “Negrita” Cabana expresó que “sobran las palabras, porque está todo demostrado en este lugar, las acciones constantes que ha tenido el Amauta Jaime Torres, Elba Boffo, sus hijos, nueras, yernos, para estar poniendo el granito de arena en la idea de reafirmar la conciencia identitaria”.

Luego, y como prólogo a que venía, Leocadio Toconás, quien dictó el taller de coplas, entonó “Coplas del Tantanakuy”, creadas especialmente para este aniversario. A continuación, se presentó el “Ensamble musical”, preparado especialmente para este encuentro, mediante una convocatoria. Fue coordinado por Daniel Quiroga y Reinaldo Mamaní. Antes de iniciar las actuaciones de las delegaciones, el Consejo Deliberante de la Municipalidad de Humahuaca, representado en la ocasión por los concejales Daniel Ábalos, Jordán Serpa y Roquiño Tarcaya, entregaron a Juan Cruz Torres la minuta de “Declaración de Interés Municipal, Cultural y Educativo”, a los cuarenta años del Tantanakuy.

Finalizada la bienvenida, coplas, representaciones teatrales, danzas, grupos corales, sonidos de vientos, charangos, guitarras, mística, esencia y semilla desfilaron, sin prisa, pero sin pausa, por el anfiteatro del encuentro. Delegaciones escolares de Humahuaca, Iturbe, Yavi, Salta, Cieneguillas, Santa Catalina, Tambillo (Casabindo), Tilcara y San Salvador de Jujuy pintaron de cultura viva estos cuarenta años de “unión de los unos con los otros”. Sobre el final, una delegación del ejecutivo del Municipio local, encabezada por Antonio Darío Ríos, Secretario de Gobierno y Marcos Vega, Secretario de Cultura, entregó a la familia Torres la minuta de “Declaración de Interés Municipal, Educativo, Cultural y Social a las actividades del Tantanakuy Infantil, 40 años de Identidad Cultural”. Firmaron la misma, Ríos y Karina Paniagua, intendente de Huamahuaca. Cabe destacar que, además de las locales, esta edición del Tantanakuy, fue declarada de Interés Cultural por el Ministerio de Cultura de la Nación.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...