Comidas saludables en verano para una buena alimentación

Debido al calor, generalmente, las personas consumen menos calorías que en otras estaciones del año. También en esta época hay muchos cambios de comportamientos en cuanto a lo alimenticio porque "en vacaciones puede ocurrir que se salga de la rutina y eso provoque que se salteen comidas. Habitualmente nos levantamos tarde y no desayunamos, hay más fiestas y se consume más alcohol", mencionó Paula Vidal, nutricionista, en diálogo con El Tribuno de Jujuy.

FRUTAS Y VERDURAS / EL CONSUMO DE ALIMENTOS FRESCOS Y NATURALES ES LO MÁS RECOMENDADO.

Teniendo en cuenta esos factores, aseguró que es necesario tener una buena alimentación ingiriendo todos los nutrientes.

Aconsejó que lo principal en verano es el consumo de agua por las altas temperaturas, sobre todo en niños y adultos mayores que tienden a ser más vulnerables con la deshidratación. Se recomienda dos litros de agua, que equivalen aproximadamente a ocho vasos por día.

También remarcó que es muy importante comer comidas refrescantes, "en esta época se consumen más verduras y frutas. Frutas como colaciones, siempre seleccionar las de estación como durazno, sandia, pera o melón. Se pueden hacer con ellas jugos, licuados, ensaladas de frutas, agregarles a las gelatinas, etc.", comentó.

En ese sentido sugirió que es una buena opción llevar esas bebidas a la pileta y usarlas de colación y no tanto grasas e hidratos de carbono como sándwiches o frituras. En especial en los niños, ya que las frutas son más refrescantes.

Asimismo, explicó que tener las cuatro o cinco comidas al día evita que consumamos más calorías e instó a cambiar las gaseosas o bebidas azucaradas por los jugos de fruta y el agua.

"Cuando salimos a algún lado hay que conservar la cadena de frío y no cortarla. Es bueno llevar conservadoras porque por el efecto del calor se tiende a aumentar la contaminación", dijo la especialista.

Además, indicó que "hay que evitar el consumo en puestos callejeros que no tengan provisión de agua. Es algo que pasa cuando uno sale de vacaciones, compra comida en cualquier lado. Esto es para evitar contraer enfermedades por contaminación de alimentos".

En cuanto a la selección de almuerzo y cena afirmó que "no hay que abusar de las carnes rojas, preferir lo que es el pollo o pescado acompañado de una ensalada de verduras. No consumir diariamente hidratos de carbono como el arroz, los fideos, moderar su consumo de a dos o tres días en la semana".

A una buena alimentación se le debe sumar la actividad física "como caminar, correr o andar en bicicleta y mantenernos activos", agregó.

También sostuvo que por la época se consume helados y que, moderadamente, pueden ser nutritivos porque la mayoría están hechos de leche pero es preferible "ir a la heladería caminando, consumir un helado pequeño, antes que llamar a la heladería mediante un delivery. Se los puede consumir pero no en exceso".

Siguió diciendo que "todo eso se debería aplicar durante todo el año pero cuando uno sale de vacaciones, por el efecto del calor, uno tiende a cambiar y salir de la rutina salteándose comidas".

El hecho de irse a otro lugar no es sinónimo de comer mal "porque en muchos restaurantes ahora preparan comidas saludables ricas en nutriente", añadió.

Evitar las comidas chatarra sobre todo para los chicos

Hoy en día los niños se están acostumbrando al consumo de la comida chatarra. Es de fácil acceso, están en todas partes y no demoran mucho en la preparación. Hamburguesas, panchos y otras sacan del apuro en un momento de hambre. Pero son muy perjudiciales para la salud.
Sobre eso, Paula Vidal manifestó que “hay que evitar esto por la cantidad de grasa que tiene. El sobrepeso y la obesidad en niños aumentaron por las chatarras, por las bebidas azucaradas y galletas. Hay que reducir el azúcar y fomentar los jugos naturales”.
Remarcó que hay niños que no comen verduras “y eso no es bueno, hay que incorporarlas. Muchos padres andan a las corridas y les dan lo más fácil que es la comida chatarra que en exceso puede tener efectos a largo plazo como el sobrepeso, diabetes, hipertensión y otras enfermedades que se dan por la alimentación”.
En cuanto a las colaciones es recomendable mandarles a las colonias de vacaciones o pileta por ejemplo, en vez de galletas dulces y gaseosas, frutas y jugos frutales para evitar el azúcar.

Protegerse siempre de los rayos solares

A pesar de que durante la mayor parte del mes de enero los jujeños no hayan podido disfrutar de muchos días soleados por la frecuente presencia de las precipitaciones, es importante saber cómo cuidarse del sol para cuando el tiempo cambie. En especial aquellos que salen de vacaciones o van a la pileta.
De acuerdo a lo informado por el Ministerio de Salud de la Nación, en el verano se deben maximizar las medidas de higiene a fin de prevenir las diarreas, a la vez que evitar la exposición en exceso al sol y al calor y asegurar una buena hidratación con agua apta para el consumo.
La protección solar es imprescindible, debemos elegir un tipo de crema acorde a nuestro tipo de piel, echárnosla 30 minutos antes de la exposición al sol y repetir cada hora u hora y media. Si vamos a hacer ejercicio bajo el sol, también tener en cuenta la protección solar. 
Y desde luego, consumir mucha agua.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...