La obesidad es un tema preocupante pero a la hora de afrontarlo son varias las estrategias políticas que no ayudan. La especialista Mónica Katz llegó a Jujuy y brindó una charla sobre alimentación saludable en el Centro de Visitantes Ledesma de Libertador, organizada por la empresa Ledesma y planteó la necesidad de promover el consumo de ciertos alimentos y hábitos saludables, no dejar de lado el placer y apuntar a un estilo de vida saludable.
Katz entiende que la estrategia debe coordinarse desde los Ministerios, incluir a la industria y promover un estilo de vida saludable.
La especialista planteó la filosofía de la "No dieta" y la urgencia de políticas públicas eficaces ante una epidemia de obesidad y sobrepeso en el país. "Estamos frente a un desafío que el mundo no ha podido combatir y es una epidemia de obesidad. No hay continente que no se salve, excepto algunos sectores de África, Haití en las Américas y algunas zonas de la India, que no tienen esta doble carga sanitaria, la desnutrición que sigue estando acá también pero no en la misma profundidad y el sobrepeso y la obesidad", precisó Katz.

Mónica es médica especialista en nutrición, fundadora del Equipo de Trastornos Alimentarios del Hospital Municipal "Carlos Durand". Sostuvo que en Argentina según la última encuesta nacional de factores de riesgo, que se prevé renovar el próximo año, el 61 % de los argentinos tiene sobrepeso", precisó.

Planteó por ello que la necesidad de una política que lo contemple ya que en los últimos 12 años se hizo mucho en términos de enfermedades crónicas y globales, una exitosa campaña antitabaco, consumo de sal (sodio), avances en términos de diabetes, enfermedad renal y celiaquía.

"En obesidad no hubo nada, y es dramático porque fue creciendo", afirmó que se contrapone a un bajo nivel de consumo de fruta y verdura, ya que se recomienda mínimamente 400 gramos (gr) por día según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Argentina tiene 192 gr.

A esto se sumó el síndrome de inactividad física creciente, que implica el sedentarismo, que creció también a la par de dicho consumo. Por otro lado hay datos que indican que en Argentina la obesidad infantil en los últimos diez años se duplicó y podría incidir en el futuro.

La especialista entiende que en lugar de las dietas no se contempla el cambio de estilo de vida sin renunciar al placer en la toma de decisiones.

Sin embargo sobre estratégicas consideró que "a nivel de políticas públicas es necesario establecer primero alianzas inter-sectoriales, es decir que no trabaje solo el Ministerio de Salud sino que coordine con los de Trabajo, Economía y Educación con estrategias multisectoriales transversales y pequeños focos de acción". Cuestionó que comportamientos que se quieren estimular se cobran, como las maratones; y planteó que se debe enfocar en dos áreas que funcionan, consumo de frutas y verduras; habilidades culinarias desde niños, no impuestos a ese sector e incentivos para los que lo produzcan; y por otro lado el sedentarismo, con distintas acciones y políticas.

La situación en Jujuy y los kioscos
La preocupación por los índices de obesidad alcanzaron a Jujuy. Un reciente informe en base a datos del Programa de Salud Escolar (Prosane) a cargo de la médica Gabriela Giordana, dan cuenta del aumento de obesidad en Jujuy, entre los niños que allí se atienden. Los números de 2015 indicaban que de 2.719 chicos de primer grado, seis años, y de sexto de 11 años de 20 escuelas de esta capital, se encontraron 466 casos de sobrepeso y obesidad; y el panorama en escuelas rurales era similar, según datos de tres escuelas rurales ya que de 153 eran 13 los casos con sobrepeso y obesidad.
Por ello es importante abordar una de las políticas que no han logrado avanzar en el país en torno a la promoción de consumo de alimentos saludables en los kioscos. La especialista Mónica Katz explicó que hay dos problemas: que están en manos de gente que no es experta en nutrición ni tiene asistencia; y por otra que suele ser el ingreso autónomo de la cooperadora, ambas cosas podrían ser salvables si hubiera una subvención de modo que los alimentos que se oferten sean saludables; así el yogurt, las frutas, galletitas con buenas grasas u otras serían más económicas, además de capacitar a los responsables.
Entiende que la impresión es que siempre se decide lo mismo y se espera resultados diferentes.

Los fanatismos
Mónica Katz sostuvo que hay distintas dietas y que actualmente en el mundo se están dando fanatismos desde lo religioso, político, tomando de la fe la base de la misma. Entonces consideró que antes se veía a la gente diabética que bajaba los hidratos, que un renal eliminaba las carnes en exceso o que bajaba el sodio en un enfermo, pero actualmente se demoniza la carne, los fideos, los azúcares, enmarcados en el fanatismo.
Es que se aborda el fanatismo como buscadores de certeza, con nostalgia de lo absoluto, que se orienta a la nutrición. Un ejemplo de ello es lo que circula en redes sociales "chicas fit", que no son expertas en nutrición ni educación física, sino que embarcadas en su fanatismo personal y egocéntrico del ideal estético de la delgadez tienen muchos chicos que la siguen pese a que son "ortoréxicas" en busca de seguidores. Consideró que estas chicas impactan en lo público, con lo cual habrá que intervenir.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...