Una coalición de asociaciones italianas de consumidores presentó una queja a la Comisión Europea contra el gigante estadounidense de la comida rápida McDonalds a quien acusan de competencia desleal, indicaron ayer en un comunicado.
La coalición acusa a la empresa de abusar de su posición dominante en el mercado europeo, falsear la competencia y penalizar tanto a los franquiciados como a los consumidores.
La Comisión Europea confirmó la recepción de la queja, que se dispone a analizar antes de decidir si abre una investigación preliminar.
En los casos de abuso de posición dominante, una empresa condenada puede verse infligir una multa de hasta 10% de su volumen de negocios y una obligación de reestructurar su modo de funcionamiento.
La coalición que demanda a McDonalds reagrupa a Codacons, al Movimiento de defensa del ciudadano (Movimento Difesa del Cittadino), al grupo Ciudadanos activos (Cittadinanzattiva), apoyadas por la Unión Internacional de Empleados de Servicios (Seiu, el poderoso sindicato presente en Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico que reivindica dos millones de miembros.
Según estas asociaciones, McDonalds impone "contratos ilegales y restrictivos" a sus franquiciados lo que afecta "de manera negativa la elección del consumidor, los precios y la calidad del servicio y los alimentos (que ofrece) en Europa".
McDonalds, líder de la comida rápida, tiene más de 36 mil restaurantes en un centenar de países.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...